Instalación de GLP para todos los acabados del buque insignia de la marca, Subaru Outback 2.5i CVT Bi-Fuel (GLP + Gasolina)

• Con todas las ventajas de la etiqueta ECO de la DGT
• Motor 2.5i de 175 CV y el aclamado sistema de seguridad EyeSight y X-Mode de serie.


Subaru Outback GLP
El Subaru Outback, buque insignia de la marca japonesa y pionero del segmento crossover 4WD, es aún más atractivo al ofrecer la instalación de GLP asociada al motor Boxer de 4 cilindros y 2.5 litros atmosférico de gasolina con 175 CV, la versión ECO bi-fuel puede circular indistintamente con gasolina o con Gas Licuado de Petróleo (GLP), al estar equipada con dos depósitos -uno de gasolina y otro de gas de 60 litros cada uno- contando con una autonomía total superior a los 1.000 km y con la etiqueta ECO de la DGT.
Además de una significativa reducción de las emisiones de dióxidos de nitrógeno y de CO2, las versiones bi-fuel suponen un importante ahorro, ya que el precio del litro de GLP es significativamente inferior al de los combustibles tradicionales, estando disponible en más de 600 estaciones de servicio distribuidas por toda la geografía española. Al ser portador de la etiqueta ECO, el ahorro se traduce también en descuentos en las zonas de aparcamiento regulado, en impuestos municipales de circulación y en peajes en determinados municipios y comunidades autónomas, además de poder circular más libremente por zonas con limitaciones en cada vez más ciudades o episodios de restricciones al tráfico por alta contaminación. El depósito de GLP no reduce la generosa capacidad de maletero de 506 litros, uno de los aspectos tradicionalmente más valorados por los usuarios del Outback.

X-Mode: Principal elemento diferenciador de la marca, que contribuye de forma decisiva a la reducción de accidentes

Todo empezó con el Leone Estate Van en septiembre de 1972. Hasta ese momento la tracción a las cuatro ruedas se limitaba a los coches todo terreno, pero Subaru se diferenció de sus competidores apostando por incluir la variante 4WD Symmetrical All-Wheel Drive en turismos producidos en masa. Este Leone no disponía de tracción integral de forma permanente, ya que se trataba de un “tracción delantera” con la opción de conectar la tracción a las cuatro ruedas a través de un botón junto a la palanca de cambios. Otra de las grandes aportaciones de este modelo, que hoy en día está presente en muchos vehículos, fue el control de arranque en pendiente. Estas innovaciones hicieron que pronto el Leone Estate Van se convirtiera en el vehículo de tracción total más vendido a nivel mundial.

Tras casi 20 millones de unidades fabricadas y 48 años después del lanzamiento del primer Subaru con tracción integral, el legendario Symmetrical All-Wheel Drive (AWD) sigue siendo la gran seña de identidad de la marca japonesa junto con el motor bóxer de cilindros horizontalmente opuestos. Hoy en día el 99% de los vehículos vendidos en España siguen equipando de serie esta tracción integral permanente, incluyendo este SUBARU OUTBACK, que mantiene intactos todos los valores que los subaristas esperan de un verdadero Subaru.
Fue en 1987 cuando llegó al mercado el primer Subaru en el que la tracción integral funcionaba de forma permanente. El Alcyone, que llevaba en el mercado desde 1985 y tomaba su nombre de la estrella más brillante de las Pléyades, estrenó en el Salón de Frankfurt del 87 el sistema AWD de forma permanente.
Es en esta época en la que el creciente prestigio que fue alcanzando la eficaz tracción de los Subaru dio el salto al mundo de la competición con impresionantes resultados, venciendo a los mayores constructores de automóviles del mundo y explotando al máximo las virtudes de las versiones de calle, cuyo bajo centro de gravedad, eficaz tracción, rigidez y fiabilidad fueron claves en el éxito en el exigente mundo de la competición. Sus tres títulos mundiales como fabricante en el WRC (1995, 1996, 1997) más otros tres en la categoría de pilotos (1995, 2001, 2003) así lo atestiguan.
La experiencia en la producción de vehículos con tracción total llevó a Subaru a convertirse, a mediados de la década de los 90, en pionera del segmento crossover 4×4 con la llegada del primer Outback en 1995, dando paso a un nuevo segmento de mercado que aunaba lo mejor de ambos mundos.

Tracción integral permanente sinónimo de seguridad

El sistema de tracción permanente AWD de Subaru no ha parado de evolucionar, siendo un pilar fundamental para llevar la máxima seguridad de serie a toda su gama de turismos y SUV. La distancia que se recorre hasta que se activa un sistema de tracción a las cuatro ruedas no permanente circulando a 120 km/h puede llegar a los 10 metros. La tracción integral permanente ofrece un plus de seguridad más allá de la conducción off road o sobre hielo y nieve, pudiendo marcar la diferencia entre tener o no tener un accidente.
Un sistema como el Symmetrical All-Wheel-Drive de Subaru con reparto activo de par (Active Torque Split) y reparto activo de par en curva (Active Torque Vectoring) distribuye de forma óptima y permanente el par entre las 4 ruedas en todo momento, lo que se traduce en un insuperable control del coche y una conducción absolutamente estable y divertida en todo momento, proporcionando la tranquilidad necesaria para disfrutar del viaje aunque el firme se encuentre sucio por tierra, gravilla o simplemente, ante condiciones especialmente deslizantes.
Desde el acabado Sport, la gama Outback ofrece toda la seguridad de serie, incluyendo el efectivo sistema de tracción integral permanente Symmetrical All Wheel Drive, con X-Mode de serie y el aclamado sistema de seguridad preventiva Subaru EyeSight, que monitoriza el tráfico a través de sus dos cámaras frontales y asiste al conductor, asociado además, al cambio Automático Lineartronic, (con funciones de frenada de precolisión hasta 50 km/h, control del crucero adaptativo hasta 180 km/h, alerta de cambio de carril y Lane Keep Assist, que corrige la trayectoria a partir de 60 km/h devolviendo el vehículo al centro del carril en caso de que lo abandone involuntariamente).
Complementan el completo equipamiento en materia de seguridad 7 airbags (frontales, laterales delanteros, de cortina y de rodilla para el conductor), Faros adaptativos SRH, Front y Side View Monitor, y Subaru Rear Vehicle Detection (SRVD), que avisa de la presencia de vehículos en los puntos ciegos traseros, en cambios de carril y al maniobrar marcha atrás.
Según los últimos informes procedentes del Instituto Japonés de Estudios de Accidentes de Tráfico, EyeSight reduce un 61% los accidentes que acaben en heridas o muerte de conductor, acompañantes y peatones, y un 84% los accidentes por alcances entre coches.

Contenido Relacionado