Las pruebas que se efectúan para conseguir las estrellas Euro NCAP han cambiado notablemente este año 2020

El Programa europeo de evaluación de vehículos nuevos, conocido como Euro NCAP, y famoso por las estrellas que concede, actualiza y refuerza sus protocolos de pruebas cada dos años.


Euro NCAP es un sistema voluntario e independiente que califica en un sistema  entre 0 y 5 estrellas   la seguridad de los vehículos que se pueden comercializar en Europa.

Empezó a publicar sus resultados en 1997. En estos momentos con un sistema de puntuación independiente para medir la protección de ocupantes adultos por un lado y la protección de peatones, por otro.

En 2003, se produce la primera gran modificación del programa, al incorporar pruebas para medir la protección de ocupantes infantiles.

En 2009, el sistema de puntuación independiente por categoría cambia, y se fija el actual sistema global de estrellas. Se añade una nueva “categoría” a medir, teniendo en cuenta los sistemas de Asistencia a la Seguridad que incorpora el vehículo.

2010 es el año de creación de Euro NCAP Advanced. Un sistema de recompensa dirigido a los fabricantes. Respecto a las valoraciones de los vehículos, se vuelven más exigentes.

2012. Valoraciones más exigentes respecto a la protección para los peatones.

En 2013, el contenido técnico exigible es mucho mayor que en años anteriores.

El año 2014 esta marcado por la incorporación de los AEB (Autonomus Emergency Braking), o lo que es lo mismo, se tienen en cuenta los sistemas anticolisión en los vehículos.

En 2015 se produce un cambio importante al introducirse nuevas pruebas, nuevos impactadores, e incluso un nuevo Dummy más realista. Las evaluaciones tienen por tanto modificaciones significativas respecto a años anteriores.

2016, valoración doble. A partir de este año, en algunos vehículos se empezaron a ver dos valoraciones de estrellas. Esto se debió a la introducción de una valoración para el vehículo equipado de serie y una segunda valoración basada en un vehículo equipado con elementos de seguridad opcionales, que pudiéndose incorporar como equipamiento extra en la comercialización de los vehículos mejoraban la seguridad de los mismos. Además se incorporan Dummies de niños más grandes; antes se equiparaban a bebés de 18 meses y 3 años, y ahora son de 6 y 10 años. Por tanto la evaluación se modifica significativamente respecto a años anteriores.
Grandes cambios para el 2018 respecto a los sistemas de asistencia a la conducción y protección de peatones y ciclistas.

Y llegamos al 2020, donde se introducen nuevas pruebas que abordan la protección de los ocupantes, miden la protección posterior a un choque y promueven la última tecnología avanzada de asistencia al conductor.

Se cambian los elementos que hacen posible estas pruebas, y se empieza a usar una nueva barrera móvil para la prueba de choque frontal en movimiento, que reemplaza la prueba de barrera deformable descentrada moderada basada en regulaciones, utilizada por Euro NCAP durante los últimos 23 años. Esta nueva prueba de choque ya no solo evalúa la protección de los ocupantes dentro del automóvil, sino que ahora también tiene en cuenta los posibles daños en el otro vehículo implicado en la colisión. Así la barrera deformable progresiva móvil se convierte en una de las innovaciones importantes como método único para evaluar la compatibilidad del vehículo. Además, un nuevo Dummy, esta vez de tamaño “mediano”, entra en acción; «THOR», y se convierte en el maniquí más avanzado del mundo para este tipo de pruebas.

Teniendo la certeza, gracias a los datos recopilados, que los impactos laterales representan la segunda causa de muerte o lesiones graves, se incluyen ahora ajustes respecto a la velocidad y masa de la prueba de golpe lateral, haciendo que la prueba sea mucho más severa. Esto hace que Euro NCAP evalúe por primera vez la protección contra impactos laterales, centrándose en la protección del conductor y la posible interacción entre el conductor y copiloto. Así, con esta prueba, se puede verificar adecuadamente la protección que ofrecen los airbags centrales como seguridad en este tipo de impactos.

La tecnología avanza a pasos agigantados en lo que respecta a sistemas de asistencia a la conducción, y Euro NCAP incorpora muchos de estos avances en sus pruebas para determinar el grado de prevención de accidentes. Se agregan nuevos y desafiantes escenarios de prueba para calificar la tecnología AEB para automóviles y usuarios vulnerables de la carretera, incluidas situaciones de marcha atrás y giros en cruces. Además, se da el primer paso para evaluar los sistemas de monitorización del estado del conductor, diseñados para detectar la fatiga y la distracción al volante, como parte de la evaluación de los distintos asistentes de seguridad.

Mejorar la seguridad del automóvil no se trata solo de incluir más airbags o mejores sistemas de asistencia al conductor. La seguridad en la parte trasera frente a un choque también juega un papel vital en la supervivencia al impacto. En asociación con CTIF, la Asociación Internacional de Servicios de Bomberos y Rescate, Euro NCAP ha desarrollado nuevas reglas de clasificación para promover una mejor seguridad después de un choque. Mediante el sistema Euro NCAP Advanced, los fabricantes de los vehículos cuya información para el rescate sea precisa, ayude a la extracción de los accidentados y esté fácilmente disponible serán recompensados. Otro punto importante a tener en cuenta serán las funciones avanzadas ofrecidas por la llamada eCall.

Estos cambios son los pilares principales de los nuevos protocolos 2020 de Euro NCAP. El impacto de estas actualizaciones, así como algunos otros cambios menores, será significativo.

Las evaluaciones del año 2020 son considerablemente distintas a las de otros años, por lo que las valoraciones de estrellas no deben compararse directamente con las de años anteriores, y por esto, nos podemos encontrar con vehículos que equipando mayores medidas de seguridad que otros similares de su segmento, obtengan ahora una valoración más baja, en lo que a estrellas se refiere, de la que obtuvo su rival en años anteriores.

Valoraciones Euro NCAP 2020