¿Puma? ¿Corsa? ¿Supra? Cuando el nombre del coche SÍ importa…

¿y lo saben?

A la hora de vender coches, las marcas se enfrentan a muchos dilemas sobre cómo lo van a acoger los usuarios y por lo tanto, cuántos coches les van a comprar y si la venta de coches les compensará la inversión en tecnología del automóvil. De entre esos elementos, el nombre de un coche, aparentemente algo de poca importancia, acaba cobrando una importancia fundamental en la manera en que la gente que compra coche interpreta la imagen de la marca y le da valor. Además de eso, el valor que genera el nombre de un coche de éxito es un activo que las marcas de coches aprovechan luego para volver a utilizar para venderlos. ¿Cuánto vale el nombre de Model 3 de Tesla? ¿Tiene sentido que un Ford SUV se llame Puma? ¿Debe llamarse Opel Corsa un coche que mide más de 4 metros? ¿Y que el coche se identifique sólo con un código de números? Sobre estos temas va el videoblog de Juan Francisco Calero en el día de hoy, donde intenta explicar cómo afecta el nombre de los coches a las ventas de las marcas, y a la hora de comprar coches, en el otro lado, cómo los compradores de coches perciben el valor de un automóvil según el nombre de un modelo cualquiera, sea de combustión o eléctrico.


Si quieres apoyarme para dedicar más tiempo y recursos a crear mis vídeos, apuesta por mi a través de mi canal de PATREON:

BECOME A PATREON

GRACIAS.

Canal del motor de JF Calero, donde podrás encontrar información de calidad sobre la industria:

  • Pruebas de coches
  • Información sobre vehículo eléctrico
  • Conducción autónoma
  • Novedades…

Y mucho más.