Al igual que el STO, el Huracán STJ ofrece una potencia máxima de 640 CV a 8.000 rpm y un par motor de 565 Nm gestionados por una caja de cambios de doble embrague LDF de 7 velocidades, combinada únicamente con la propulsión trasera.

 

Lamborghini rinde homenaje a su icónico superdeportivo V10 con una edición limitada a diez unidades equipadas con un exclusivo paquete de mejora de las prestaciones.

 

El motor V10 atmosférico es un símbolo de la historia de Automobili Lamborghini, que ha contribuido al éxito de la familia Huracán presentada por primera vez en 2014, y que a finales de este año será sustituida por un superdeportivo totalmente nuevo equipado con un sistema de propulsión híbrido. Con un diseño basado en el Huracán STO, el STJ representa la cúspide del rendimiento alcanzado en la historia de la familia Huracán, gracias a la introducción de un paquete exclusivo diseñado para realzar aún más el espíritu de competición del Huracán STO. STJ son las siglas de Super Trofeo Jota: Super Trofeo rinde homenaje al campeonato monomarca de Lamborghini, creado en 2009, mientras que Jota hace referencia al Anexo J del Reglamento de la FIA que establece las especificaciones de los coches de carreras, y a una larga tradición de modelos Lamborghini desarrollados para la pista, empezando por el Miura SVJ y continuando con el Aventador SVJ.

El Huracán STJ destaca gracias a su paquete aerodinámico específico desarrollado por los técnicos de Lamborghini Squadra Corse, aprovechando el know-how adquirido a lo largo de diez años en lo más alto de las competiciones de Gran Turismo. La sofisticada aerodinámica del STJ se ha mejorado aún más con la incorporación del icónico «cofango»: dos apéndices aerodinámicos (flicks) de fibra de carbono totalmente nuevos, mientras que el ángulo del alerón trasero se ha aumentado en 3° con respecto al modelo de serie para garantizar un aumento del 10% de la carga aerodinámica manteniendo el coche perfectamente equilibrado.

El agarre mecánico se ha incrementado significativamente gracias a un conjunto de cuatro amortiguadores ajustables derivados de la competición, que sustituyen a los amortiguadores activos de serie. Los amortiguadores son ajustables en cuatro direcciones para optimizar el rebote y la compresión tanto en altas como en bajas frecuencias, lo que da total libertad de elección en la puesta a punto en función de las características de la pista. Las características especiales de los amortiguadores permiten utilizar una menor rigidez del muelle manteniendo un control dinámico óptimo del coche y aumentando la precisión de la dirección. Para maximizar la dinámica de conducción, se han desarrollado los neumáticos especiales Bridgestone Potenza Race, fabricados con un compuesto específico de alto rendimiento e instalados en llantas de 20″ monotuerca.

Estas características técnicas permitieron una mejora de más de un segundo en el tiempo de vuelta del Nardò Technical Center Handling Track en comparación con el Huracán STO. El carácter deportivo y la exclusividad del modelo se reflejan también en la estética, con dos opciones diferentes de configuración y decoración definitivamente diseñadas por Lamborghini Centro Stile. La primera combina la carrocería Grigio Telesto (gris) combinada con un techo Nero Noctis (negro) y detalles en Rosso Mars (rojo) y Bianco Isi (blanco), mientras que el habitáculo se caracteriza por los asientos Alcantara Nero Cosmus (negro) con detalles en piel y costuras en contraste Rosso Alala (rojo). La segunda configuración combina la carrocería Blu Eliadi (azul) con techo Nero Noctis (negro) y detalles en Rosso Mars (rojo) y Bianco Isi (blanco). Ambas versiones cuentan también con una placa especial numerada de fibra de carbono con la inscripción «1 de 10». Además, existe la opción de añadir una placa personalizada en el lado del pasajero según los deseos del cliente.