LA CIUDAD ES PARA MI

El Kia Stonic es uno de los SUV urbanos más atractivos de su segmento. Llega dispuesto a conquistar a los conductores que buscan una versión de precio ajustado y calidad más que contrastada.

Kia es una de esas marcas que siempre hay que tener en cuenta a la hora de comprar un coche nuevo. El Kia Stonic, un nuevo contrincante en la nutrida representación de los SUV urbanos, rivaliza con el Arona de Seat y su gemelo el Hyundai Kona, pero el modelo de Kia sorprende por su calidad y su ajustado precio.

Calidad que no sólo se percibe en los magníficos acabados interiores y a la solidez que tienen las puertas, sino también a una calidad de rodadura que es capaz de superar a la mayoría de los rivales de su clase.

Su carrocería es imponente en cuanto a diseño se refiere. A pesar de su estética SUV, el modelo recoge cierto aire deportivo, nada de ser un coche de aspecto sosón. El Stonic de Kia destila una imagen fresca y moderno que le ha hecho ganar miles de adeptos. Similar en muchos aspectos al Kia Río, el Stonic ofrece un plus de habitabilidad, y dinámica de conducción. Pero con la calidad de siempre.

En su interior, lo que más nos sorprende, es la magnífica calidad de realización y los materiales utilizados. A pesar de abusar de los plásticos duros el interior del Stonic es moderno y funcional. A mi entender, está mejor resuelto que si lo comparamos con un Kia Río del que hereda la plataforma. Los asientos son muy confortables y la postura de conducción se consigue con rapidez, gracias, en gran medida, a lo bien diseñado que está al interior y a los amplios reglajes que hay en los asientos y el volante. En las plazas traseras, también se disfruta de mucho espacio y confort.

MECANICA ENERGICA

Bajo el capó hay un motor de nueva generación 1.0 T-GDI (inyección directa de gasolina y turbo) con un bloque de tres cilindros y una potencia máxima de 120 CV. Se trata de lo mejor que hay en el mercado de este tipo de propulsores, gracias a su suavidad y fantástico rendimiento. Este año se ofrece una nueva variante de 100 CV del mismo bloque motor.

Por prestaciones, es un motor más que satisfactorio para un uso normal. Para rematar el conjunto, hay una caja de cambios manual de 6 velocidades con unos desarrollos muy bien elegidos. Al mismo tiempo, para incrementar el agrado de conducción, cuenta con un guiado extremadamente suave que incita al uso constante. El consumo entra dentro de lo normal si lo comparamos con los motores equivalentes de la competencia. Según nuestras mediciones, en ciudad obtuvimos una media de 7,5 litros a los 100 kilómetros, mientras que en carretera el registro solía situarse sobre los 6 litros.
La puesta a punto del bastidor es magnífica, pues encontramos un coche equilibrado para ofrecer un muy buen nivel de confort, acompañado, eso sí, de una suspensión que transmite firmeza para regalarnos un comportamiento dinámico de primer nivel. Por lo demás, los frenos cumplen perfectamente con un buen tacto de pedal, una frenada eficaz y una gran resistencia a la fatiga. Tampoco queremos olvidar el tacto de la dirección eléctrica que, además de ofrecer un tacto suave y agradable, resulta rápida y precisa. Y ya que hablamos del buen funcionamiento de la dirección, queremos mencionar de manera especial el volante, que sobresale en cuanto a calidad de construcción y diseño.
El equipamiento del Kia Stonic también permite situar a este coche entre los mejores del mercado. Dispone de elementos como un sistema que permite reconocer la señales de tráfico, un buen navegador, una pantalla multifunción de 7 pulgadas, techo panorámico y climatizador. Por último, como suele ser norma de la casa, este modelo ofrece una garantía de 7 años ó 150.000 km. Su precio es de 19.280€.

ACTUALIZACION

KIA STONIC HIBRIDO CON LIGEROS CAMBIOS Y NUEVO LOGO DE MARCA

La marca coreana ha aprovechado el cambio de logotipo para realizar una pequeña actualización a su pequeño crossover. Además incorpora pequeños cambios como los que se pueden ver en los faros delanteros y pilotos traseros, y en el interior una nueva pantalla de infoentretenimieto más actual y por consiguiente más moderna.

Aclarar que no es un híbrido puro, simplemente un microhíbrido que aporta un ligero apoyo eléctrico al motor de gasolina, lo que se traduce en unos más que contenidos consumos en ciudad, unas emisiones mínimas y llevar la estimada etiqueta ECO de la DGT. Con este pequeño aporte de vitaminas, el Stonic tiene un rodar muy agradable, es más silencioso y podría decir que es mejor.

En cuestión de dinámica de marcha y rodaje nos podemos ceñir a la prueba que acompaña este texto de actualización. Y en referencia a las versiones microhíbridas, señalar que se puede optar por una variante de 100CV y otra de 120CV ambas con el mismo bloque turboalimentado de 1.0 litro de cilindrada. Ambas cuentan con la tecnología de 48 voltios puesta al día para una mejor eficiencia, y en ambos bloques los consumos medios se sitúan en el entrono de los 5 litros.  Ambas variantes sólo se ofrecen con cambio manual, y en tres diferentes versiones, Concept, Drive y GT-Line.