El FIA World Rally Championship ha cambiado las reglas de competición y como no podia ser de otra forma, su videojuego con licencia oficial: WRC 7 también ha actualizad sus reglas.

WRC 7 es la principal apuesta para todos los amantes de los rallies, por lo que el título de Bigben Games cubre un nicho de mercado que demandan los aficionados amantes del derrape, el barro y la goma quemada que no termina de llenarles la saga Forza.

La apuesta de conducción para el año 2017 de Kylotonn Racing Games y Bigben Interactive apuesta por traer las nuevas bestial del mundial de rally, muchos más potentes y agresivas, para llenarlas de barro en una entrega donde vuelve a estar todo el contenido de la más importante competición sobre esta disciplina automovilística.

Un título exclusivamente de rally requiere habilidad y precisión por parte del jugador y sortear con pericia la grava o la nieve y evitar que nos jueguen malas pasadas. Si nunca has jugado a este tipo de juegos es probable que necesites practicar bastante hasta que le consigas tomar las curvas sin salirte del circuito. Tras tener dominado el control del acelerador y los frenos, puedes arriesgar utilizando las marchas manuales y sentir un pilotaje más real. Es muy probable, que los títulos de World Rally Car sean los más propicios para iniciarse a este subgénero dentro de los simuladores de conducción.

En WRC 7 encontramos varios modos de juego:

  • Partida Rápida: Para competir contra el crono en circuitos de manera casual y con todos los equipos disponibles.
  • El modo carrera: El clásico que no puede faltar en títulos de conducción,donde tendremos la posibilidad de fichar por un equipo y debutar en la Junior WRC, la categoría más inferior del campeonato. Tendremos que recorrer multitud de circuitos e ir progresando en nuestra carrera para aspirar a mejores condiciones, equipos, etc.
  • Modos multijugador: podemos acceder al modo online o al de pantalla partida. En el modo online podremos competiciones con otros jugadores para alcanzar en la red el mejor tiempo posible del circuito, y podríamos destacar algo que últimamente ha ido perdiendo fuerza en estos tiempos del mundo online es jugar en local a pantalla partida con tu amigo codo con codo.

También podemos realizar desafíos, que irán cambiando cada ciertos días para intentar conseguir el mejor tiempo de los competidores que estén jugando en ese momento y lograr puntos por haber superado el desafío, aumentando así el nivel de nuestra insignia como jugador.

WRC 7 nos permitirá hacernos con el Porsche 911 GT3 RGT si reservamos

Por primera vez en un juego de rallys los jugadores que reserven el título tendrán la oportunidad de ponerse al volante del Porsche 911 GT3 RS R-GT. Este bonus de precompra está ya disponible antes de su puesta a la venta en septiembre de este año para PS4, Xbox One y PC.

WRC 7, Porsche 911 GT3 RS R-GT

El conocido piloto francés Romain Dumas ha conseguido la victoria en su categoría en las pasadas ediciones del Rally de Montecarlo y del Rally de Córcega.

Modo Carrera WRC 7

El modo carrera que nos ofrece es bastante simple, tras seleccionar un equipo y fichar por él, se nos muestra la pantalla de equipo, donde podemos ver la moral de nuestros ingenieros y demás miembros del equipo, así como distintos datos más específicos para conocer las cualidades de nuestro equipo. Aquí podemos saber de una manera sencilla y muy intuitiva cuál es nuestro rendimiento en la temporada.

El equipo nos irá pidiendo unos sencillos objetivos a cumplir según avance la competición. Uno de los primeros objetivos es “No abandonar más de dos etapas”, cuando vayamos avanzando los objetivos tendrán mayor nivel de dificultad, que tendremos que ir cumpliendo para mantener la moral de nuestro equipo para acumular puntos para conseguir nuestra insignia y poder subir de nivel.

En las carreras cada circuito se disputa en varias etapas, en las que nos permiten reparar nuestro coche al finalizar cada una de ellas. Cada salida de pista, accidente y demás errores seremos sancionados con 9 segundos de penalización en nuestro tiempo que se sumara al tiempo consumido en la reparación del coche e influirá en la calificación final que nos colocará en la posición que hemos quedado frente a los demás corredores.

Los controles de conducción son poco naturales dándonos unas sensaciones muy poco realistas a la hora de conducir, es un fallo que arrastra desde anteriores entregas y que opinamos que aún son muy mejorables. Las indicaciones de los copilotos siguen sin ser naturales y frecuentemente hay fallos a la hora de sincronizarse en pantalla. La evolucionado respecto a entregas pasadas ha sido notablemente, pero aún tiene mucho que mejorar para competir con otros juegos de conducción. Un detalle a tener en cuenta es que el juego está completamente en castellano, pudiendo disponer de texto y voces en español, y eso hoy día es muy de agradecer.