Lewis Hamilton consigue ganar en un Gran Premio de locura.

Vettel no supo aguantar la presión y perdió la carrera y la primera posición del campeonato.

Los Red Bull colisionan entre ellos en plena recta principal y ambos deben abandonar.

Carlos Sainz termina en quinta posición y Fernando Alonso acaba séptimo en la que el propio piloto ha calificado como la mejor carrera de su vida.

El Gran Premio de Azerbaiyán empezó fuerte desde que se apagó el semáforo. Un toque entre Raikkonen y Ocon dejaba fuera de carrera al francés y la pista llena de suciedad, lo que obligó a la salida del Safety Car. Fernando Alonso recibía un toque lateral por parte del Williams de Sirotkin, lo que provocó un doble pinchazo en el McLaren y obligó al asturiano a arrastrar el coche por todo el circuito hasta entrar en boxes. Alonso conseguía regresar a pista en P16 con el fondo plano dañado.

Una vez relanzada la carrera, Carlos Sainz rodaba en P6 por detrás de los dos Red Bull, que andaban molestándose entre ellos. Sainz aprovechó esta pequeña batalla entre los Red Bull para adelantar primero a Ricciardo y más tarde a Verstappen. Hulkenberg también rodaba con buen ritmo, pero en la vuelta 11, un sobreviraje a la salida de la curva 4 hizo que golpease el muro y tuviera que abandonar cuando se encontraba en P5.

Los Red Bull seguían su guerra particular. En la vuelta 35, Ricciardo adelantó a Verstappen apurando la frenada en la curva 1, pero tuvo que entrar a cambiar neumáticos en la vuelta 38, mientras que Max lo hacía en la vuelta 39 y recuperaba la posición. En la vuelta 40 con rebufo y DRS, Ricciardo intentaba el adelantamiento en plena recta principal. Verstappen hizo dos cambios de dirección, coincidiendo éste último con la zona de frenada donde Ricciardo perdió por completo el punto de referencia y se llevó por delante a su compañero, quedando fuera de carrera los dos Red Bull.

El Safety Car tuvo que salir de nuevo y Valtteri Botas pudo aprovechas para entrar a boxes y montar ultrablandos sin perder la posición con Vettel. Hamilton y Vettel también entraban a cambiar neumáticos mientras el Safety Car alargaba su estancia en pista por culpa de una colisión de Romain Grosjean, que perdió el control de su HAAS mientras calentaba neumáticos haciendo “zig-zag”.

Se relanza la carrera a falta de 3 vueltas y Vettel, con neumáticos fríos, comete un error a final de recta quedando relegado a la P4 por detrás de Bottas, Hamilton y Raikkonen. Sergio Pérez consiguió adelantar también al alemán de Ferrari que había dañado seriamente sus neumáticos en ese error de final de recta. La victoria estaba al alcance de Bottas hasta que un pinchazo lo dejó fuera de carrera, dejando el Gran Premio en manos de Lewis Hamilton que conseguía así ganar por primera vez este año y ponerse líder del campeonato.

Kimi Raikkonen y Sergio Pérez completaron el pódio de esta más que entretenida carrera.

Sainz finalizó en quinta posición y consigue su mejor resultado de esta temporada.

Fernando Alonso acabó en P7 tras un comienzo que a punto estuvo de costarle el abandono, ya que tenía destrozado el fondo plano. Según palabras del asturiano: “la mejor carrera de mi vida”. Consiguió arrastrar el MCL33 hasta boxes y terminar la carrera en los puntos. Sin duda, una verdadera hazaña del piloto español.

Nos vamos de Bakú con Hamilton al frente del Mundial con 4 puntos de ventaja sobre Vettel.

La próxima cita del Campeonato del Mundo de F1 será el Gran Premio de España (11 – 13 Mayo) en el Circuito de Barcelona – Catalunya.