Dangerous Driving

El sucesor espiritual de Burnout para PS4, Xbox One y PC


De los creadores de la creativa serie Burnout llega Dangerous Driving para PlayStation 4, Xbox One y PC un título que devuelve al género de carreras la agresividad y llevándolo a un nivel superior, recuperando el autentico espíritu de su predecesor.

Dangerous Driving es un juego de conducción real, cargado de adrenalina, incitandote a la conducción que realmente desearías realizar cuando nadie te está mirando.

A los mandos de Dangerous Driving podrás experimentar como si todos los demás SE TUBIESEN QUE APARTAR DE TU MALDITO CAMINO.

Dangerous Driving te da la oportunidad de ponerte en modo “Destroyer” y vivir esa fantasía de piloto agresivo, sorteando el tráfico de un carril a otro y echando de la carretera a los demás vehículos.

Nos enfrentamos a un un juego construido con la base y espíritu de los clásicos juegos arcade de carreras de los años 80 y 90, su guión esta basado en la velocidad, la habilidad al volante y los “powerslides” escondidos en rincones épicos derrapando curva tras curva. La posibilidad de conducir con una agresión total, te permitirá tomar represalias al instante para disfrutar de la dulce venganza servida en un plato muy frio.

Si llevas tu conducción al limite asumiendo el mayor número de riesgos, conseguirás alcanzar mayor velocidad. Nos encontraremos con carreras tradicionales, grandes premios compuestos por varias carreras, tendremos que intentar conseguir el máximo número de takedowns, contrarrelojes, persecuciones policiales, carreras uno contra uno, carreras de supervivencia, distribuidas en 30 circuitos diferentes y en siete lugares distintos. Derrota a tu oponente en carreras de eliminación inyectadas de adrenalina, recorre tu camino hacia la perfección en Heatware o domina todos los caminos de Road Rage.

Takedown

Es la fórmula que ya conocías, llevada a la alta definición, pero tenemos que reconocer que los circuitos son menos inspirados, más genéricos y menos trabajados que la saga original, evidentemente producto de un presupuesto menor. Se aprecia en la falta de pulido en las físicas del juego. Apreciaras que tu coche hace giros exageradamente bruscos y se produciran choques demasiado dudosos.

Técnicamente todo luce bastante bien cuando estamos en movimiento, percibiendo una lograda sensación de velocidad, con una resolución de 1440p en la versión Xbox One X y 60 imágenes por segundo constantes, pero si reducimos de resoluciones aparecen texturas que dejan bastante que desear, con unos modelados de vehículos y escenarios que no van más alla de correctos.

Si lo que realmente estas buscando es un juego de carreras de coches rápido y agresivo, Dangerous Driving no te dejara mal sabor de boca. El título está completamente en inglés, aunque realmente tampoco es que sea de vital importancia.

Conclusión

Dangerous Driving cumple con la intención de revivir el gusanillo de Burnout como pocos juegos habían conseguido. Pero tan solo se queda en eso, olvidandose de aspectos clave en los juegos de conducción actuales. De todas fosmas, si te gustan los juegos arcade de conducción sin complicaciones, esta es una gran opción.