Si has sufrido un accidente de tráfico, ya seas peatón, ciclista, conductor o acompañante en
el vehículo accidentado, debes saber que tienes derecho a reclamar una indemnización,
este proceso requiere un largo período de trámites que puede resultar un tanto confuso y
tortuoso.

Desde TRAFICOAYUDA nos facilitan unas pautas para facilitarte toda la gestión,por lo cual, te informamos de cuáles son los 7 pasos que tienes que seguir para reclamar si sufres un accidente de tráfico y el tiempo del que dispones para realizarlo.

1 – Indemnización por daños personales o por gastos de accidente
Lo primero que tienes que saber, es que tienes derecho a pedir una compensación económica, tanto por haber sufrido daños personales (cualquier tipo de lesión física, y sus consecuencias) como por los gastos que se produzcan del accidente (daños del vehículo, desplazamiento, rehabilitación, medicinas, etc…)
Aunque los gastos derivados del accidente no sean muy elevados, el derecho a reclamar su cuantía económica está de tu lado.

2- Aportación de pruebas
En el momento del siniestro, es normal que los accidentados entren en un estado de nerviosismo donde es difícil reaccionar durante los momentos posteriores al mismo. Ante todo, debes tratar de mantener la calma y conseguir, siempre que tu estado de salud te lo permita, pruebas fehacientes de que la culpa de la colisión ha sido de la otra persona, para ello, puedes optar por dialogar con el causante del accidente para redactar un parte amistoso o por el contrario, si éste no estuviese dispuesto a realizarlo y no asume su culpa, llamar a la policía para que realice el atestado correspondiente. Es conveniente conseguir la versión de todos lo testigos posibles de lo ocurrido, realizar fotografías desde todos los
ángulos y hacer un vídeo, con ello podrás demostrar tu inocencia en el accidente con total credibilidad.

3- Acude inmediatamente al hospital
Tras realizar todo el proceso anterior, acude al hospital aunque creas encontrarte en perfecto estado, es esencial que un médico te realice un reconocimiento para descartar lesiones internas que todavía no se hayan manifestado, amén de que la mayoría de los primeros síntomas, aunque no reviertan gravedad, aparecen horas o días después del accidente, y si no has acudido a un centro de salud en el transcurso de las 72 horas siguientes al siniestro , perderás el derecho a reclamar por tus lesiones, es lo que se denomina “nexo temporal”, así evitarás darle argumentos a la aseguradora del contrario, de
que las posibles lesiones no son fruto del accidente sufrido.

4- Notifica el accidente a tu aseguradora
Recuerda que las compañías de seguros tienen un plazo máximo de una semana para que les notifiques el siniestro, cosa que deberás realizar cuando hayas salido del hospital y tengas el documento médico que acredite tu estado. A partir de este momento, comenzarán los trámites con la otra aseguradora para conseguir la indemnización
económica por el accidente.
Tu compañía te ofrecerá un centro médico para que te rehabilites si es necesario, y también un abogado pero, éste , en realidad representa a la aseguradora, por lo que si se da el caso de que no estuvieseis de acuerdo en algún aspecto, el abogado estará siempre de parte de los intereses del seguro, por lo cual, lo más recomendable es que elijas un abogado privado especialista en indemnizaciones por accidente de tráfico, de esta forma, tendrás más posibilidades de gestionar de forma idónea tu caso y de conseguir la máxima compensación económica.

5- Visita del médico y valoración de los daños sufridos
Una vez que tu aseguradora se haya puesto en contacto con la compañía del causante del accidente, tanto su médico como el tuyo, realizarán una valoración de tus lesiones, a partir de este momento, es cuando comienza la negociación entre ellas.

6- Alcance de un acuerdo
Según el informe dictado por tu médico, el abogado calculará el precio de la compensación económica que te corresponda y lo reclamará a la aseguradora del contrario, quien tratará siempre de rebajar la cantidad a pagar, por lo cual, ambas partes, buscarán llegar a un acuerdo que beneficie tanto al causante del accidente como al perjudicado.
Si se consigue una resolución que interese a ambos, se procederá al cobro de la indemnización por accidente en los días siguientes al acuerdo.

7- Interposición de una demanda civil
Si no se consigue llegar a un entendimiento entre las dos aseguradoras, el siguiente paso es interponer una demanda civil, en este caso, será el juez quien decida quién tiene la razón.
El problema que conlleva interponer una demanda, es que el proceso puede durar varios meses y el pago de la indemnización se retrasará todo este tiempo, amén de que si se perdiese el juicio, comportaría el gasto de las costas del procedimiento pero, si se gana, como compensación a todo ello, aumentará la cantidad económica por la demora.
Una vez que el juez ha dictado sentencia y ha determinado la cuantía de la indemnización, ya podrás cobrar la compensación por el accidente.

Como comprobarás por lo leído anteriormente, siempre es conveniente contar con el apoyo y asesoramiento de un abogado externo que sea especialista en accidentes de tráfico, éste será quien se ponga en contacto con tu compañía de seguros y te informará de todos los procedimientos legales pertinentes que mejor se adecúen a tu caso, recuerda que, aunque seas culpable, los acompañantes siempre tiene derecho a una indemnización.

Si el seguro del coche incluye la posibilidad de contratar un abogado externo, a la aseguradora le corresponde abonar la cantidad pagada al letrado contratado.